llamar comunidades asc

miércoles, 20 de abril de 2016

Contabilidad

contabilidad de sociedades y condominios
Cuenta corriente
 • Apertura de una cuenta corriente a nombre de la Comunidad con firmas de Presidente, Vicepresidente y Administrador.

Adaptamos la disposición de la cuenta de la Comunidad a los criterios de la Comunidad, de tal forma que exista una total seguridad de que la disposición de fondos se realiza con total honradez.

Cuadre mensual de la contabilidad de la Comunidad con las cuentas bancarias
 • Para que no se produzcan diferencias ni situaciones incontroladas, cuadramos permanentemente la contabilidad de cada Comunidad con los extractos bancarios con total exactitud.

Pago de facturas a proveedores y gremios
 • Pagos fijos mediante domiciliación bancaria.
Aquellos pagos que se consideran fijos (mantenimientos, consumos electricidad, tasas y consumos Ayuntamiento, etc.), se domicilian en la cuenta bancaria de la Comunidad para evitar devoluciones y posibles recargos.

 • Pagos extraordinarios, previa conformidad de la factura por el Presidente En todos los pagos de carácter extraordinario (reparaciones, suministro de materiales, etc.) se solicita previamente la conformidad del Presidente antes de su pago.

 • Pago de facturas a proveedores y gremios Pagos fijos mediante domiciliación bancaria
Aquellos pagos que se consideran fijos (mantenimientos, consumos electricidad, tasas y consumos Ayuntamiento, etc.), se domicilian en la cuenta bancaria de la Comunidad para evitar devoluciones y posibles recargos.

 • No se realizan pagos ni cobros en metálico para evitar pérdidas o sustracciones de dinero y todos los pagos y cobros se realizan a través de la cuenta bancaria de la Comunidad. Control de pagos para evitar aumentos injustificados

Modelo de honradez

transparencia empresarial comunidades ASC
 •  Una de las funciones más importantes que el Administrador de Fincas debe desempeñar es la de transmitir a todos los gremios, empresas, clientes, administrados, empleados, etc. que, por encima de todo, la honradez es la premisa fundamental en la prestación de sus servicios.

De nada servirían actuaciones comerciales llamativas, políticas agresivas de captación, criterios empresariales novedosos, etc., si todo ello no se ve respaldado por una honradez a toda prueba, una honradez que traspase si cabe los límites de lo habitual, en el sentido de que además de ponerla en práctica, seamos capaces de difundirla e inculcarla a todos los que se relacionan con nosotros en los numerosos ámbitos que las Comunidades nos permiten.

 • Desde el más humilde de los profesionales hasta la empresa más expandida, todos son importantes a la hora de captar la idea de que la honradez en todos los aspectos y sobre todo en la relación comercial es fundamental.

Que estos profesionales, gremios o empresas sean capaces a su vez de proclamar y contagiar esta misma honradez al resto de personas del entorno, a las Comunidades, a los propietarios, al resto de empresas y gremios, a toda la sociedad en general, permitirá que el Administrador de Fincas como profesional dedicado en exclusiva a las Comunidades adquiera un prestigio y una implantación profesional que dignifique su actuación.

Lamentablemente, todavía nos podemos encontrar con profesionales que ofrecen sus comisiones a terceras personas por la realización de trabajos en las Comunidades. Desterrar estas prácticas es tarea de todos y del Administrador sobre todo.

No parece lógico, ni moralmente ético, que se incrementen presupuestos y facturas que finalmente paga la Comunidad para dar cabida a ventajas y favoritismos a la hora de la selección de la empresa o gremio. Deplorable, como calificativo más suave, podríamos decir que constituye la práctica del Administrador que percibe parte de sus retribuciones a través de estas empresas o profesionales, y se dedica paralelamente a ofrecer sus servicios a precios más económicos que los habituales o recomendados.

Los costos de unos servicios profesionales como los del Administrador de Fincas son por todos conocidos; el mantenimiento de un despacho y de unos estándares de servicios y calidad dignos tienen un precio que no permiten el cobro de honorarios irrisorios para captar más clientes; máxime cuando estos “profesionales” de pacotilla, deben complementar sus ingresos con percepciones irregulares desde el punto de vista ético y moral.

 • Nuestros clientes, administrados y profesionales deben conocer que los honorarios del administrado son el justo fruto de un trabajo honrado y que las Comunidades que intentan o permiten abaratar en este importante servicio, probablemente lo hacen a costa de permitir el pago de cantidades por otros conductos que, finalmente siempre paga la Comunidad.

Un Administrador de Fincas que debe prestar un servicio por debajo del costo, puede ocasionar un mayor gasto a la Comunidad en muchos de los capítulos que configuran el presupuesto. No nos engañemos, un buen servicio profesional de un Administrador de Fincas puede ahorrarle a la Comunidad mucho dinero y no precisamente en la factura de sus honorarios.

Pacificador de la comunidad

pacificador de la comunidad ASC
 • En numerosas ocasiones la actividad propia de las Comunidades de Propietarios desencadena entre los propietarios situaciones conflictivas generadas fundamentalmente por el ímpetu en defender los intereses privativos sobre los comunes; defensa que, en muchos casos, roza con actitudes egoístas e insolidarias.

Cuando el Administrador debe entrar en escena en estas situaciones, corre el riesgo de parecer partidista y poco ecuánime, por ello se deben extremar las precauciones. Saber conducir los intereses privativos de tal forma que no choquen con los comunitarios constituye todo un arte, que en la mayoría de los casos, tiene que ver con la experiencia adquirida tanto como con las cualidades personales.

El Administrador, además de constituirse en garante de la defensa de los intereses legítimos de la Comunidad, y por ende, en el de todos los propietarios, no puede promover permanentemente actuaciones drásticas que judicialicen constantemente el funcionamiento cotidiano de la Comunidad.

Una Comunidad con constantes enfrentamientos, con pleitos permanentes, con situaciones de clara intolerancia entre sus copropietarios, genera un clima de malestar y discordia que la hace insufrible. Determinar los límites de la normal tolerancia entre propietarios, depende en gran medida que el Administrador sea capaz de transmitir a los propietarios unos criterios de convivencia Y respeto, a la vez que tolerancia hacia actitudes de otros propietarios que puedan parecer más radicales.

Debemos comenzar a dar ejemplo de que todos los días y en todos los aspectos de la vida tenemos que ceder en ocasiones. No siempre se puede imponer nuestro criterio al resto de personas, ni tienen que comulgar con nuestras ideas. Tenemos que ser capaces además de admitir democráticamente las decisiones mayoritarias, que, como tales, ya se presuponen convenientes para la Comunidad, aunque en muchos casos no coincidan con nuestros deseos.

Cuando seamos capaces de plasmar todo esto en la convivencia de la Comunidad, podremos decir que estamos realmente creando un clima adecuado en el seno de la Comunidad. Dejemos los tribunales para las situaciones realmente imprescindibles. El respeto a los demás, la tolerancia y saber admitir las decisiones, constituyen premisas que regulan por encima de todo, junto con el sentido común, la convivencia en la Comunidad.

Experto multidisciplinar

experto comunidades ASC zaragoza
 • La Administración de Fincas ha experimentado en los últimos años una profunda evolución para adaptarse a las nuevas necesidades y a las crecientes exigencias de las Comunidades de Propietarios. El Administrador de Fincas ha debido realizar un considerable esfuerzo para actualizar sus conocimientos y responder satisfactoriamente a lo que la sociedad espera de él: que sea un auténtico profesional experto en un gran número de cuestiones. Este esfuerzo tendría que ser conocido por nuestros clientes para que contribuyera a un reconocimiento y prestigio de la profesión.

Deberían quedar lejos aquellos tiempos en los que el Administrador de Fincas era un mero contable de la Comunidad, al que confiar los fondos de la misma, y digo deberían, por cuanto, lamentablemente, existen en la actualidad Administradores que siguen considerando como única misión la labor estrictamente contable y de rendición de cuentas, con lo que se limitan a ofrecer a las Comunidades de Propietarios una mínima parte de lo que éstas demandan.

Contrasta con esta postura la de quienes, preocupados por la evolución y mejora de los servicios, consideramos que las Comunidades precisan servicios más completos y especializados. Las circunstancias del mercado y gestión actuales, exigen que el Administrador de Fincas esté permanentemente en contacto con todos los sectores que, directa o indirectamente, afectan o pueden afectar en algún momento a las Comunidades de Propietarios.

 • El Administrador de Fincas necesita estar familiarizado con las nuevas tecnologías. En su despacho no pueden faltar los más novedosos avances informáticos (redes, ordenadores, programas y aplicaciones, etc.) que le permitan agilizar el tratamiento de los datos para poder dedicar el mayor tiempo posible a la gestión personal de sus clientes.

Tiene, además, que apostar por la integración de las posibilidades que Internet ofrece para la mejora en la gestión: comunicación on line con las entidades bancarias; correo electrónico con clientes y proveedores, empresas, etc.; gestiones más rápidas y seguras para las Comunidades vía Internet (denuncias en Policía Nacional, tramitaciones en Hacienda, gestión ante la Seguridad Social de altas bajas, cotizaciones, seguros sociales, etc.)

 • El Administrador de Fincas necesita ser experto en multitud de materias para que, sin llegar al grado de especialización de los técnicos específicos en cada sector, sepa aportar en cada momento y a cada problema la solución, gremio y procedimiento correctos. Sirvan algunos ejemplos de cuestiones en las que el Administrador de Fincas tiene que intervenir si quiere que sus administrados dispongan de un buen servicio:

Antenas de Telefonía móvil o fija en los edificios
Este aspecto, que en estos momentos plantea una problemática de candente actualidad, requiere un conocimiento de numerosos factores: desarrollo de la normativa legal; negociación económica para alcanzar, en su caso, una contraprestación adecuada para la Comunidad; inclusión de cláusulas y garantías contractuales a favor de la Comunidad, etc.

Construcción
En este, ya de por sí, amplísimo campo, el Administrador de Fincas requiere una completa actualización de conocimientos para que los problemas de las Comunidades tengan una correcta gestión:

• Saneamiento, tuberías desagües, agua potable, calefacción, agua caliente, etc.
• Impermeabilización y pavimentos.
• Lesiones estructurales
• Fachadas, cubiertas.
• Pintura, decoración
• Extinción y sistemas de seguridad
• Cerrajería, carpintería.
• Combustibles: criterios de rentabilidad para la Comunidad, medidas de protección del medio ambiente, nuevos sistemas de control energético, etc.
• Antenas de televisión y sus múltiples posibilidades: plataformas digitales, red de cable, vía satélite, etc.

Organismos oficiales
 • Precisa conocer en cada momento las posibles subvenciones de los distintos organismos (D.G.A, Ayuntamiento, I.D.A.E., etc.) para ponerlas a disposición de los clientes, colaborando eficazmente en la gestión para su obtención.

Asesoramiento tanto en materia legal (Ley de Propiedad Horizontal, Legislación laboral, Legislación constructiva, Ordenanzas Municipales, etc.) como en cualquier aspecto que el cliente demande y que tengamos posibilidad de prestarle.

Relaciones humanas
 • Necesariamente, el desarrollo de la profesión, precisa de unas elevadas dotes de habilidad en el trato personal, tanto con sus clientes directos (propietarios y presidentes) como con el resto de personas que intervienen en la amplia gestión: empleados de las Comunidades y proveedores, profesionales y gremios, con un claro objetivo, el de obtener el mejor servicio para la Comunidad, al mejor precio posible y, además, transmitir e implantar la honradez y profesionalidad como directrices fundamentales.

 • La Comunidad de Propietarios es, al fin y al cabo, un mundo en pequeño, un pequeño planeta, en el que tienen cabida y representación, a menor escala, las actividades de nuestro entorno cotidiano. Es el órgano más próximo a nuestra labor diaria, con el que tomamos un contacto permanentemente y del que, necesariamente, todos precisamos participar en un nivel u otro. Nuestra obligación ética y moral ha de ser la de estar constantemente informados en todos los temas que afectan a nuestras comunidades para ofrecerles el mejor servicio posible, reto que, sin duda, contribuirá a dignificar la profesión del Administrador de Fincas.

La razón de la mayoría

mayoría comunidades ASC
 • En numerosas ocasiones la actitud de determinados propietarios choca con el criterio de una importante mayoría en el seno de la Comunidad, a la hora de llevar a cabo reformas o innovaciones en la misma.

Siempre surgen propietarios que, argumentando el art. 11.2 de la Ley de Propiedad Horizontal que limita la obligatoriedad de contribuir a los gastos no necesarios cuando éstos superan el importe de tres mensualidades, se niegan a contribuir a un gasto aprobado e incluso, en las situaciones más intransigentes, a permitir la ejecución del acuerdo.

Debemos considerar que tras la reforma de la LPH, el criterio del legislador discurre por cauces que conceden mucha más relevancia a la opinión de la mayoría que al criterio personal, relegando éste último a ocasiones en las que se modifiquen estatutos, cuotas de participación, etc.

 • Han quedado atrás los tiempos en que cualquier propietario podía negarse a obras, reformas, servicios o acuerdos, que, si bien modificaban sustancialmente los criterios iniciales de la Comunidad, estaban de acuerdo con el desarrollo de los acontecimientos y el lógico e imparable desarrollo.

Todos conocemos ejemplos muy concretos y quizás cercanos en los que la mayoría, o en todo caso una mayoría cualificada, ha desplazado a una trasnochada unanimidad: supresión o establecimiento del servicio de portería, colocación de ascensor, sustitución de calderas, colocación de antenas, arrendamiento de elementos comunes, etc.

Pero todavía quedan algunos casos en los que la aplicación de estos nuevos criterios más acordes a los tiempos actuales, plantean problemas. ¿Cuándo un propietario puede negarse a contribuir a gastos acordados por la Comunidad? Indudablemente la utilización del eximente de gastos suntuarios o no requeridos para la adecuada habitabilidad del inmueble, requiere una interpretación que en absoluto debe ser restrictiva o cicatera, reservando esta calificación para los casos de gastos claramente superfluos, abusivos o injustos.

 •  No es aceptable que las Comunidades se estanquen en el desarrollo y no tengan acceso a un mínimo de dignidad y decoro en sus instalaciones. Aquellos propietarios que no sean capaces de asumir que la mayoría de su Comunidad puede también determinar cuál es estándar de ornamentación, de renovación, etc., deberían reflexionar y apostar por el reciclaje y la tolerancia y no poner barreras a la evolución.

Contacto

contacto administración de sociedades y condominios
ASC Comunidades (Administración de Sociedades y Condominios S.L.)

- Avda. Compromiso de Caspe 14, Centro de Negocios, Oficinas
50002 - Zaragoza

-Teléfonos 976 404 461 - 976 481 818 (Consulta nuestro horario de oficina)

Fax 976 133 892

Email: info@comunidadesasc.com


También puedes contactar desde nuestro formulario

Horario
Lunes a Jueves De 9.00 a 13.00 y de 17.00 a 19.00 horas.

Viernes De 9.00 a 13.00 horas.

Localización

Presupuesto personalizado

presupuesto comunidades
Información solicitada

Envíenos un e-mail a info@comunidadesasc.com

O llámenos al 976 48 18 18  976 40 44 61 indicándonos la información solicitada para poder confeccionarle un presupuesto a su medida.

También puedes rellenar este formulario

Nuestros Medios

medios administración de sociedades
Nuestros medios
 • Para desarrollar la importante labor de mantener la Comunidad perfectamente gestionada e informada, contamos con un amplio equipo de profesionales altamente cualificados y capacitados y con una amplia y reconocida experiencia.

Instalaciones
 • Disponemos en nuestra central en Avda. Compromiso de Caspe 14, Centro de Negocios, Oficinas 50002 - Zaragoza, dotadas de las más amplias y modernas instalaciones, con los últimos medios para optimizar nuestros servicios y así prestarlse la más esmerada atención que merecen.

Medios Técnicos

 • En una empresa de estas características no puede faltar un importante soporte informático: contamos con una amplia red de ordenadores de última tecnología que nos permiten desarrollar un buen número de aplicaciones informáticas destinadas al control y gestión de las Comunidades.

 • Nuestros programadores actualizan constantemente nuestros programas para dotarlos de la máxima agilidad. Contamos con conexiones vía Internet con todas las entidades bancarias para conocer en el acto y con total exactitud la situación de la cuenta corriente de la Comunidad, obtener datos, y, en definitiva, agilizar el proceso y la gestión de su Comunidad.

Experiencia profesional
 • No hemos escatimado esfuerzos en contar con los mejores profesionales, con una consolidada experiencia y dedicación exclusiva en la gestión de todo tipo de Comunidades por complejas que éstas sean: Urbanizaciones, Polígonos Industriales, etc. Estamos especializados en todo tipo de Comunidades, grandes y pequeñas, sin que por ello nuestros servicios sean distintos, aunque sí adaptados a las necesidades de cada una.

Administración de fincas

administración de condominios y sociedades
Su formación
 • El Administrador de Fincas es un profesional con la formación adecuada para el desempeño de sus funciones.

Para acceder al título, actualmente sólo hay dos fórmulas: la posesión de determinados títulos univesitarios superiores (licenciados en derecho, económicas...), o aprobar el plan de estudios de la Escuela Oficial de Administradores de Fincas, autorizado por el Ministerio de Fomento, cuya docencia imparten once Universidades españolas, mediante la creación de un título propio de cada una de ellas , con un mínimo de 180 créditos, y que se desarrolla en tres años.

Al margen de su preparación inicial, el Colegio de Administración de Fincas mantiene la puesta al día de sus miembros, mediante circulares, charlas, cursillos, y a través de la revista del Consejo General Administración Rústica y Urbana y,en algunos casos, de las revistas editadas por los propios Colegios. Asimismo, el colegiado tiene el asesoramiento de los servicios del Colegio (Jurídico, Fiscal, Laboral, Arquitectónico...)

Sus funciones
 • El ejercicio profesional comprende todas las funciones conducentes al gobierno y conservación de los bienes encomendados, la obtención del rendimiento adecuado y al asesoramiento de las cuestiones relativas a los bienes inmuebles.
En el desarrollo de estas funciones, el Administrador está facultado para realizar cuantos actos de administración y gestión sean necesarios, con observancia de las normas legales aplicables, la costumbre y la prudencia, sin otras limitaciones que las expresamente recibidas del titular de los bienes y aquéllas otras atribuídas en exclusiva a otras profesiones.

 • En la gestión de comunidades de propietarios, le corresponden las obligaciones fijadas en el art. 20 de la LPH (velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios; preparar el plan de gastos e ingresos; atender a la conservación y entretenimiento de la casa; ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros; actuar, en su caso, como Secretario de la Junta, custodiando la documentación; y todas las demás atribuciones que le confiera la Junta) pero, al margen de las mismas, debe asesorar a la comunidad, controlar los proveedores, dar cuenta de siniestros a las compañías de seguros; ocuparse de las relaciones laborales con los empleados de la finca, aplicando las normas de convenio y las modalidades contractuales más favorables, practicando las liquidaciones de la Seguridad Social y las que fiscalmente procedan; llevar una adecuada contabilidad; advertir sobre la morosidad; y una función, quizá de las más importantes, que es el mantenimiento de la convivencia entre los componentes de la comunidad.

 • Cuando actúa como Secretario de la Comunidad, que es casi en todos los casos, de acuerdo con el Presidente debe convocar la Junta, asistir a la reunión, que normalmente dirige, redactar el acta y practicar las notificaciones que procedan.

En el asesoramiento global a la comunidad, debe cumplimentar todas las obligaciones que incumben al inmueble, así como informar y cuando proceda tramitar la solicitud de ayudas o subvenciones a las que pueda tener derecho el edificio en los casos de rehabilitación o de obras de reparación protegidas.

Campo de actuación
 • El campo de actuación comprende todo el sector inmobiliario, bien se trate de inmuebles rústicos o urbanos, en régimen de explotación directa, arrendamiento, propiedad horizontal o cualquier otro; así como la administración de cooperativas de viviendas y comunidades de propietarios para la construcción de sus viviendas, centros comerciales, campos y puertos deportivos, urbanizaciones con servicios, instalaciones y anejos comunes; entidades colaboradoras de la gestión urbanística y, en general, cuantos cometidos guarden relación con la administración de bienes inmuebles.


Sus garantías
 • Independientemente de su formación, que en principio debería determinar una buena gestión , el Administrador de Fincas, a través de sus Colegios, tiene concertado un seguro de responsabilidad civil en la que pudiera haber incurrido por omisión o negligencia en su actuación profesional y, en algunos Colegios, otro seguro de caución para responder de su gestión económica.

Al margen de estas garantías, los Colegios ejercen su actividad disciplinaria cuando la actuación de sus profesionales se aparta de las normas profesionales o deontológicas.

ASC Comunidades

Quiénes somos
 • ASC COMUNIDADES es una empresa cuyo objetivo es la prestación de servicios administrativos y de gestión para las Comunidades de Propietarios. 

Avalada por la profesionalidad de Administradores de Fincas Colegiados, adscritos al Colegio de Administradores de Fincas de Aragón, con una dilatada experiencia en el ámbito de las Comunidades de más de treinta años y con una trayectoria profesional enmarcada en la honradez, transparencia y eficacia.

Objetivos
 • Desde unos principios básicos de honradez y profesionalidad, gestionamos la Comunidad con el máximo interés para que cualquier propietario pueda sentirse orgulloso. Deseamos que las Comunidades administradas por ASC Comunidades S.L. sean modelo de eficacia y conviviencia.



 • Defendemos sus intereses como si fueran propios, o quizás más, porque su dinero y sus servicios son sagrados para nosotros.

Queremos que las Comunidades cuenten con los mejores servicios, los contratos más adecuados para sus intereses, los profesionales más honrados y resolutivos, la mayor transparencia en todas las actuaciones y la más amplia y clara información a los Presidentes y Propietarios.



 • Estamos siempre abiertos a colaborar y estudiar todas las cuestiones que se nos plateen y en actualizar permanentemente nuestros procesos, instalaciones y servicios, siempre que éstos redunden en un mejor servico para nuestros administrados.

Safe Creative #1511130205887



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información